piramide_maslow_motivacion

La pirámide de Maslow: ¿en qué consiste esta teoría de motivación?

Ya sabemos que hay que cubrir ciertas necesidades básicas para ser felices. Pero Abraham Maslow nos mostró esto en 1943, en Una teoría sobre la motivación humana. La pirámide de Maslow, también conocida como la jerarquía de las necesidades humanas, es una teoría psicológica que se aplica no solo a los individuos sino también al marketing y la publicidad. Pero sin duda, el lugar principal para aplicar esta teoría es el lugar de trabajo, ya que es allí donde realizamos el 70% de nuestro día.

Para lograr el bienestar, las personas deben satisfacer ciertas necesidades básicas y sólo después de que estén satisfechas surgen los deseos superiores. Así, se presenta como una pirámide dividida en 5 niveles, siendo los cuatro primeros los más básicos. Las necesidades deben ser satisfechas de abajo hacia arriba, sólo así se podrá satisfacer la siguiente necesidad, en un orden jerárquico. Por otro lado, si no se cubren las necesidades inferiores de la pirámide, en lugar de la alegría aparecerán la depresión, la tristeza y el desequilibrio de varios niveles.

Los cinco niveles de la Pirámide de Maslow

Fuente: Wikipedia

 

En primer lugar, las necesidades básicas o fisiológicas (biológicas). Son la columna vertebral de la pirámide y todo lo demás se construye sobre este piso. La necesidad más básica será la supervivencia física, y ese será el motivo principal de nuestro comportamiento. Estas necesidades son únicas e inherentes a todo ser humano: respirar, vestirse, comer, descansar, etc. Todo en el hombre está protegido para que pueda sobrevivir.

En segundo lugar, las necesidades de seguridad. Esto se aplica a todos los aspectos que nos ayudan a sentirnos seguros para mantenernos organizados y seguros en la vida y poder vivir sin miedo. Es decir, seguridad física (salud), disponibilidad de dinero (trabajo), necesidad de vivienda… En esta etapa las necesidades biológicas ya han sido satisfechas.

En tercer lugar, las necesidades sociales. Después de la satisfacción de necesidades anteriores, el tercer nivel está relacionado con las necesidades sociales, relacionadas con el sentido de pertenencia. Es decir, un sentido de inclusión social a través de las relaciones interpersonales y el desarrollo afectivo: amistad, pareja, familia, pertenencia a un grupo, aceptar y dar amor, etc.

El siguiente nivel, las necesidades de estima o reconocimiento son las relacionadas con la confianza, la reputación… De hecho, Maslow las divide en dos categorías: autoestima -independencia, confianza, dignidad, logro, etc; y la reputación o el respeto, estas preceden a la autoestima o la dignidad.

El último nivel, las necesidades de autorrealización. Este es el nivel más alto que solo se puede alcanzar después de alcanzar a todos los demás. En esta etapa, una persona se esfuerza por crecer personalmente y revela todo su potencial para el éxito. Una persona autorrealizada es alguien que es consciente de sí mismo y se preocupa por las opiniones de los demás (morales, creativas, exitosas…). Este quinto nivel es el más lógico y nos distingue de los animales porque todos los demás tienen carencias. 

La Pirámide de Maslow sigue siendo relevante a día de hoy, y es fundamental para que los superiores se comuniquen bien con sus empleados y puedan conocer sus objetivos y necesidades.

Comunicación Minerva
comunicacion@programaminerva.es

Somos el programa de aceleración de referencia en Andalucía con más de 200 startups seleccionadas desde 2012 🚀



¡Hola! Esto es un aviso de cookies. Queremos que sepas que utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Al hacer clic en Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.   
Privacidad