Metodologías de trabajo para mejorar tu productividad y tu organización

Cuando te conviertes en emprendedor y decides poner en pie una empresa, debes tener claro qué metodologías de trabajo potenciarás con tu equipo. Especialmente en la industria tecnológica, la elección de una u otra filosofía de trabajo puede marcar la diferencia significativamente a la hora de entregar un producto.

Si tu método actual no funciona como tú esperabas, quizás ha llegado el momento de plantearse un cambio. Nosotros te proponemos que eches un vistazo a las tres metodologías más extendidas e implantadas en las grandes multinacionales, cuya forma de gestionar y organizar los tiempos y el equipo en los proyectos, las denominadas ‘metodologías ágiles’, son la mejor forma de aprender para una recién nacida startup.

El método Kanban

Se originó en los procesos de producción “just-in-time” del gigante automovilístico Toyota. Kanban significa “tarjetas visuales” y se apoya en una técnica visual para la gestión y organización de proyectos profesionales a simple vista, lo que es genial para realizar un seguimiento del trabajo realizado y clarificar qué queda pendiente. Sus puntos fuertes son la posibilidad de entregar proyectos terminados en cualquier momento, cambiar prioridades y la visualización perfecta del flujo de trabajo constante de los trabajadores.

El lema principal de esta filosofía es “stop starting, start finishing”, es decir, hay que priorizar el trabajo que ya está en marcha sobre los nuevos proyectos. Puedes aprender más de la metodología Kanban y su funcionamiento en este artículo.

El método SCRUM

También enmarcado dentro de las metodologías ágiles de trabajo, se caracteriza por adoptar una estrategia de desarrollo incremental centrándose únicamente en un proyecto, a diferencia del Kanban que permite mezclar y alternar varios. Es apropiada para proyectos estables que requieren ser completados con rapidez.

La flexibilidad también es un elemento clave. Por ejemplo, esta filosofía tiene en cuenta que los clientes pueden cambiar de opinión o introducir nuevas necesidades en los productos que se están desarrollando, lo cual sería un problema en otra metodología más cerrada y planificada.

Este modelo también es de origen japonés. A principios de los 80, fue definido por Ikujiro Nonaka e Hirotaka Takeuchi al analizar cómo se desarrollaban los productos de las grandes empresas manufactureras tecnológicas de la época. “Scrum” nace de la formación en melé de los jugadores de Rugby que se ha comparado con la formación de trabajo en la empresa.

Existen varias maneras gestionar el proceso Scrum, desde un panel de post-it y pizarras hasta paquetes de software especializado. Scrum es una de las metodologías más fácil de aprender y más sencillas de implementar en la empresa.

El método Lean

Una filosofía basada y extraída de los principios del Lean Manufacturing para el desarrollo ágil de software, que se resume en los mismos siete principios modificados ligeramente por Mary y Tom Poppendieck:

Elimina los desperdicios y cualquier cosa que no aporte valor sustancial al cliente.

Amplia el aprendizaje, buscando siempre el mejor enfoque para llevar a cabo mejoras y eliminar defectos.

Decidir lo más tarde posible, pues los mejores resultados se alcanzan decidiendo sobre hechos y no pronósticos.

Reacciona rápido, algunas decisiones no pueden retrasarse y la velocidad es esencial para cumplir con los objetivos establecidos.

Potencia el equipo, tu personal no es un recurso más, es tu mayor garantía de éxito.

Crea la percepción de integridad en el cliente, que el flujo de información entre ambas partes sea constante para lograr un producto final perfecto.

Lo que importa es el conjunto, la suma de todas las partes. Aplica el sentido común a la hora de trabajar, como lo harías en tu vida cotidiana.

Para ampliar tus conocimientos sobre el tema, Javier Garzás te introduce en las metodologías ágiles de software en el trabajo en 30 minutos en esta charla impartida en BBVA Innovation Center.

Comunicación Minerva
comunicacion@programaminerva.es

Somos el programa de aceleración de referencia en Andalucía con más de 200 startups seleccionadas desde 2012 🚀