G2G Algae presenta un sistema de microalgas capaz purificar el aire en edificios

La startup sevillana G2G Algae ha desarrollado un novedoso sistema natural de purificación del aire de los edificios a través de microalgas. Este nuevo servicio de Filtros Verdes, puesto en marcha junto con EULEN Medio Ambiente, aporta una solución ecológica y sostenible para la depuración y renovación del aire de los espacios interiores.

Este sistema ha demostrado unos resultados de efectividad de hasta el 98% en la reducción de la carga contaminante, según un estudio llevado a cabo en el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Además de disminuir significativamente y purificar los contaminantes presentes en el ambiente (CO2, monóxido de carbono, virus, hongos, bacterias, etc), el filtro verde es un elemento decorativo que aporta una zona de relax y un plus sensorial a las personas de su entorno, y la duración de su efectividad es superior a los cinco años con un mantenimiento mínimo.

Esta solución cuenta con otro valor añadido: nunca supondrá un residuo, ya que puede ser reutilizado para regar plantas ornamentales y jardines, a las que aportan una materia orgánica, que es en lo que transforman los contaminantes, de alto valor, estimulando de forma significativa el crecimiento de nuestras plantas.

Microalgas para regenerar el medio ambiente en el sector agroalimentario

G2G Algae Solutions, acelerada por el Programa Minerva de la Junta de Andalucía y la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, nació en 2020 con el objetivo de propiciar la recuperación y conservación de los recursos naturales, sobre todo en el sector agroalimentario, mediante el cultivo de microalgas.

Para ello creó una innovadora tecnología que, de forma sencilla permite a cualquier instalación agrícola cultivar de forma masiva estos microrganismos para utilizarlos como abono sostenible y regenerar el suelo de los cultivos. El tratamiento con microalgas frente a los fertilizantes aumenta la capacidad de retención de agua del terreno, mejorando su pH, y reduciendo las necesidades hídricas y de abono. De esta forma, el agricultor mejora el suelo agrícola, reduce los costes de fertilización, disminuye la contaminación de acuíferos, la huella de CO2 y de plástico, y obtiene productos de mayor calidad sin mermar la producción e incluso la incrementándola.

El sistema ya se utiliza en diversos cultivos ecológicos de hortícolas en Sevilla, en Málaga y en Huelva, así como plantaciones de naranjos, caquis y olivos. Los efectos más significativos en los cultivos son un crecimiento más robusto con un menor requerimiento hídrico, lo que ha supuesto un mayor  números de frutos, de mayor tamaño y con mayor tiempo de post cosecha. De hecho, con el uso de este sistema hay agricultores que han cosechado brócolis de 1’5kg y coliflores de 2’5kg.

Comunicación Minerva
comunicacion@programaminerva.es

Somos el programa de aceleración de referencia en Andalucía con más de 200 startups seleccionadas desde 2012 🚀



¡Hola! Esto es un aviso de cookies. Queremos que sepas que utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Al hacer clic en Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.   
Privacidad