Crowdence

Crowdence: Hace posible tus mejores diseños

Crowdence revoluciona la venta de productos serigrafiados, grabados o impresos al combinar eCommerce y crowdfunding. Presenta una plataforma con la que ganar dinero, sin riesgo ni inversión, a través de la venta de productos.

Este proyecto sevillano impulsado por Minerva en la convocatoria de 2013 destaca por su originalidad. Tras años de duro trabajo habiendo conseguido sacar adelante varias campañas de éxito, Crowdence ya ha conseguido consolidarse y ganarse la simpatía de los internautas. Juan Quirós, CEO de Crowdence, te invita a conocer más sobre cómo se gestó esta idea emprendedora, cómo funciona actualmente su empresa y también aconseja a los futuros emprendedores sobre aciertos y errores a tener en cuenta.

Crowdence es un caso curioso de startup que aúna tecnología y textil. ¿Cómo se os ocurrió esta idea y qué os llevó a hacerla realidad?

 

Los impulsores del proyecto nos conocíamos previamente y, como todos, ya habíamos colaborado en campañas para financiar proyectos o ideas, a través de la venta de productos. Desde el típico viaje de estudios, pasando por equipos deportivos, eventos, e incluso asociaciones y ONG. Creo que prácticamente todo el mundo ha participado, apoyando u organizando campañas de este tipo, y tiene una idea del esfuerzo que requiere alcanzar el éxito en una de estas campañas.

Para ser sincero, la idea de Crowdence se gestó en una ronda de cervezas. Hacía poco tiempo que uno de los miembros del equipo había sido promotor de una campaña de financiación para un proyecto personal, sacó el tema y nos dimos cuenta que, utilizando internet y las nuevas tecnologías, su campaña podría haber llegado a más rincones, a más personas, y haber recaudado más dinero.

A partir de esta semilla, fuimos aportando ideas: al hacer posible vender en cualquier lugar a través de internet, se sumó la fabricación, la gestión de todos los pagos, los envíos, incluso el servicio post-venta y ayuda durante el diseño. Además, tomamos el espíritu del crowdfunding para, además de hacerlo posible, eliminar por completo el riesgo del promotor de la idea: realizar la campaña de financiación sin necesidad de pagar nada, independientemente del éxito de la iniciativa.

Para ser una herramienta de financiación a través de la venta de productos, nos quedaba esto último: los productos. Hemos empezado con camisetas, porque las consideramos más que una prenda de vestir. Es una extensión de nosotros mismos, de nuestra personalidad, una ventana al mundo con la que plasmar y transmitir a los demás nuestras ideas, reivindicaciones o, sencillamente, reírnos de algo gracioso. En un mundo en el que cada vez los individuos tienen más voz, gracias a las nuevas tecnologías, las camisetas contribuyen y reafirman su mensaje.

¿Cuáles son los principales obstáculos con los que te has encontrado al poner en marcha tu empresa?

 

Emprender es un viaje fascinante que, como toda aventura que se precie, está plagada de obstáculos y dificultades. Yo partiría desde el mismo momento en que pensamos en la idea. Solo el asegurarte que tu idea es atractiva, que hay gente interesada a la que tienes algo que aportar, y que a su vez da sentido y viabilidad al proyecto, ya constituye de por sí un esfuerzo muy importante. A partir de este punto, falta todo: organizar todos los ámbitos del funcionamiento de la empresa, desarrollar el producto y darte a conocer son las principales tareas.

Uno de nuestros obstáculos ha sido el carácter innovador de la idea. En un principio, a los promotores les cuesta asimilar la ausencia de riesgo, el no tener que pagar nada, y lo mucho que podemos ayudar a cumplir sus objetivos. Esto nos ha obligado a trabajar hasta encontrar un mensaje con el que conectar con ellos. Relacionado con el anterior punto, partimos desde cero, y la difusión inicial, que la gente te conozca y hable de ti, es complicado, y todo ello sin los recursos de una gran compañía. Como punto de partida, la gente que nos conoce les encanta nuestra idea lo que, sumado a nuestro esfuerzo en la difusión, hace que cada vez seamos más conocidos.

¿Cómo valoras las oportunidades que ofrece Andalucía a los emprendedores?

 

Desde hace relativamente poco tiempo, se ha formado una cultura emprendedora en Andalucía, cada vez más acompañada por los organismos públicos y privados. Esto ha hecho posible empezar a considerar Andalucía una tierra de oportunidades, dando salida a gran parte del talento concentrado en la región.

Personalmente, considero que cada vez existen más posibilidades, más apoyo y más emprendedores dispuestos a lanzar su proyecto al mundo desde Andalucía. La sociedad andaluza está cambiando, transformando la región, y haciendo de esta tierra no solo un lugar ideal para vivir, sino también para desarrollar y lanzar al mercado una idea, compitiendo en un mundo cada vez más pequeño. En definitiva, aportando, entre todos, el músculo empresarial que históricamente se ha echado en falta en nuestra comunidad.

Crowdence desarrolla su modelo de negocio en el sector del comercio electrónico. ¿Cuál es el perfil de vuestro consumidor online?

 

En Crowdence contamos con dos tipos de consumidores. Por un lado los promotores, que son aquellas personas que ponen en marcha las campaña de venta de productos, y por otro lado los compradores o mecenas, que son los que adquieren los productos.

Generalmente los promotores forman parte de una comunidad que persigue un objetivo, la mayoría de las veces social. Algunos ejemplos son asociaciones animalistas, aquellas dedicadas a mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por enfermedades raras, o las que luchan contra la desigualdad social.

Además, también existen promotores que buscan una realización personal, a la vez que unos ingresos extra. Me refiero a diseñadores que desean empezar a lanzar sus productos sin que ello les suponga ningún coste, o personas que gestionan comunidades online, como grupos de Facebook, canales de Youtube o perfiles de Twitter, y que gracias a Crowdence tiene la posibilidad de recaudar dinero para poder dar continuidad al esfuerzo que les supone mantener sus comunidades. En este sentido, también existen empresas que han lanzado campañas con un objetivo de promoción y financiación.

El perfil de los compradores o mecenas guardan relación con el de los promotores. Buscan apoyar una causa u organización, a una persona con un proyecto personal, hacer piña para un evento, o sencillamente, les gusta la camiseta.

¿Qué diferencia a Crowdence de otras plataformas de venta de camisetas?

 

La principal diferencia es que no somos una tienda de camisetas. El modo de venta es a través de campañas, con una duración establecida y con un objetivo de ventas. Si al finalizar la campaña se ha llegado o superado el objetivo, Crowdence se encarga de los cobros, de la fabricación, distribución, post-venta y de dar los beneficios al promotor. Además, el promotor decide el precio de venta, por lo que en todo momento conoce el dinero que obtendrá con la campaña.

Este funcionamiento elimina por completo el riesgo al promotor. Si no se llega al objetivo no tiene que pagar nada. Es paradójico que para recaudar fondos sea necesario gastar dinero que no se sabe si se recuperará, con Crowdence esto no ocurre. Además, se fabricarán las justas, por lo que se obtiene el máximo beneficio. Esto último es muy importante con las camisetas, ya que si se hacen previamente es muy probable que al final sobren y falten tallas, por lo que se pierde dinero y la cantidad recaudada es menor.

Por último, aparte de las ventajas de la venta online, vender en cualquier lugar y a cualquier hora, nos encargamos de todo el proceso de gestión, fabricación y distribución. Esto permite al promotor centrarse en su proyecto y en conseguir ventas, al ahorrarse el enorme esfuerzo, tiempo y dinero que supone buscar proveedores de camisetas, hacer la web de compra, gestionar los cobros, empaquetar, enviar y el servicio post-venta.

Habéis estado en el Mobile World Congress (MWC) y en el Día de la Persona Emprendedora en Andalucía acompañados por el equipo de Minerva, ¿cómo ha sido la experiencia de participar en estos dos eventos tan potentes en el ámbito del emprendimiento y la tecnología?

 

Estos dos eventos han sido una gran oportunidad para conocer las últimas tendencias en ambos ámbitos, establecer contactos y darse a conocer. Además, el participar en eventos tan multitudinarios siempre es fuente de nuevas ideas. En este sentido, gracias a Minerva hemos podido llegar a sitios y a personas que de otro modo no hubiera sido posible.

Resume en una frase qué ha significado participar en Minerva para tu proyecto.

 

Un apoyo esencial para convertir una idea en un proyecto empresarial.

Dentro de poco tendremos nuevos emprendedores en Minerva. ¿Qué consejo les darías?

 

Respecto a Minerva, que lo aprovechen al máximo. Participar en el Programa es una oportunidad única, que pone a su disposición gran cantidad de recursos materiales y humanos, que suplen y complementan las carencias iniciales de los equipos. Uno de los mayores activos de las iniciativas son, precisamente, las personas que están detrás de él. En este sentido, el Programa Minerva es respaldado por un equipo humano formidable, dispuesto a acompañaros en los duros momentos iniciales y a ayudaros en todo lo posible.

Como norma general, les recomiendo encarecidamente pensar, actuar, medir, evaluar y vuelta a empezar, sin perder jamás el contacto con los clientes.

Los cuatro emprendedores que forman Crowdence, Félix Pérez, Eduardo Brioso, Juan Quirós y Adrián Ruiz, han conseguido que esta plataforma coseche gran éxito a nivel nacional gracias al alcance de las redes sociales y un negocio digital pionero en España basado en la economía colaborativa.

Comunicación Minerva
comunicacion@programaminerva.es

Somos el programa de aceleración de referencia en Andalucía con más de 200 startups seleccionadas desde 2012 🚀