Entrevista a Fran Cortés, CEO de Firmafy: “Una empresa que utilice la firma electrónica es mucho más eficiente y sostenible”

La digitalización en las empresas había comenzado a crecer con rapidez por la urgente necesidad de adaptarse a los nuevos tiempos, pero la pandemia provocada por el COVID-19 ha acelerado aún más este proceso en un corto espacio de tiempo. Por eso, startups como Firmafy dan respuesta a una de las demandas más habituales en el mundo corporativo: la firma de documentación, de manera completamente digitalizada y con la misma validez legal que la firma manuscrita.

Los emprendedores detrás de la idea de Firmafy supieron detectar esta necesidad hace años, y actualmente la aplicación de firmas electrónicas granadina es uno de los proyectos que forma parte del Programa Minerva en su edición 2021. Hablamos con su CEO, Fran Cortés.

¿Cómo se os ocurrió la idea de lanzar una aplicación como la vuestra?

Firmafy nació como una necesidad detectada en nuestra empresa de formación y empleo, necesitábamos que los documentos nos vinieran de vuelta firmados más rápidos, ya que tardaban entre 10 y -30 días. Fue entonces cuando pensamos crear una solución para agilizar este trámite. Nos pusimos a investigar y ese fue el comienzo de la empresa, al desarrollar un módulo para conseguir los documentos firmados de manera digital. A lo largo de los meses fue creciendo y ahora, lo comercializamos como un producto, un servicio externo

¿En qué se diferencia vuestra empresa de otras soluciones familiares?

Firmafy es mucho más sencilla y fácil de utilizar y se pone al servicio de cualquier persona que no tenga altos conocimientos en firmas electrónicas y gestión. Es una herramienta muy fácil, cómoda y aprecio más competitivo.

¿Consideráis que cada vez está más desarrollado el proceso de transformación digital en las empresas españolas?

Sí, poco a poco las empresas se están digitalizando más, la llegada del COVID19 ha forzado la digitalización. Para empresas tecnológicas como la nuestra, la situación nos ha venido muy bien. Veremos más implantaciones y avances.

La firma digital reduce la firma en papel. ¿Qué impacto genera en el medio ambiente que cada vez se necesite menos?

El impacto es muy positivo, pues con la firma electrónica ya no hay motivos para imprimir y se reduce casi en un 99% el papel. No solo se ahorra pape, también el espacio donde se almacena, la tinta de las impresoras, la luz que consume e incluso el tiempo de gestión documental. Una empresa que utilice la firma electrónica es mucho más eficiente porque ahorra y es más sostenible.

Habéis conseguido varios reconocimientos, entre ellos el premio AJE de Granada. ¿Qué ha supuesto para el negocio?, ¿Os ha aportado más reconocimiento o visibilidad?

Aporta visibilidad por supuesto, pero sobre todo refuerza la idea de que estamos yendo por el buen camino, que estamos haciendo bien las cosas, y ese reconocimiento al trabajo bien hecho nos anima mucho a seguir en esta línea. 

En vuestro caso, ¿consideráis que el COVID19 ha podido tener un impacto positivo en el crecimiento de vuestro modelo de negocio?

Efectivamente, ha puesto en evidencia que se seguían haciendo las cosas de una manera muy tradicional. El proceso en cuanto a la firma de documentos era muy elaborado: mandar emails, imprimir copias, firmar, escanear, mandar el original en un sobre…, es un procedimiento lento y poco eficiente que se puede sustituir por las firmas digitales, que son legales y más fáciles de gestionar. Cuando una empresa se plantea realmente cambiar a la firma digital, lo tiene claro.

¿A qué tipo de compañía aspiráis en un futuro?

Desearíamos ser una empresa referente en el sector, no solo crecer en el país de origen, también llegar a otros países y mercados. Aun así, tenemos que ir poco a poco, somos conscientes de que es complicado, hay muchas empresas nuevas que se están lanzando a soluciones similares. Por tanto, nos damos por satisfechos con ver un crecimiento y ver que somos útiles, que nuestros clientes están satisfechos.

¿Cuales serían los aspectos que consideras clave a la hora de emprender

Hay que ser humilde y escuchar mucho, hacer caso a tu instinto y tirar hacia delante con tus creencias. La clave está en arriesgar, porque si no arriesgas, no ganas nada. Aunque también creo que emprender no es fácil, y que, por ejemplo, también hay que saber elegir bien a los socios con los que vas a montar un negocio.

¿Cómo os sentisteis al ser seleccionados por el Programa Minerva?

Muy contentos, era algo que todo el equipo quería. Fue una alegría inmensa cuando nos seleccionaron en la pre-aceleración, pero aún más cuando nos escogieron para esta primera fase, pues veíamos que era difícil pasar a la siguiente fase. Así que espero que lo podamos aprovechar y que todo nuestro equipo de lo mejor que tiene para responder a Minerva, hay que trabajar y estar ahí.

Comunicación Minerva
comunicacion@programaminerva.es

Somos el programa de aceleración de referencia en Andalucía con más de 180 startups seleccionadas desde 2012 🚀