Inbound marketing vs. outbound marketing

En la actualidad, el mercado es muy competitivo y utilizará cualquier estrategia que resulte efectiva. Por ello, una empresa en auge debe conocer los términos inbound y outbound marketing. Sin embargo, es normal dudar sobre cuál de estas dos metodologías se debería utilizar.

El inbound marketing consiste en generar esa atracción de los usuarios hacía tu empresa de manera natural. Es decir, el usuario realiza una búsqueda y te encuentra dentro de los resultados debido al posicionamiento SEO. De esta manera el contenido le genera confianza al usuario y lo invita a profundizar en otros apartados. Con esto se logra establecer relaciones con los clientes a bajo costo y lograr obtener su fidelización. El tipo de información que se debe crear proviene de las relaciones mantenidas entre la empresa y los clientes. En definitiva, esta táctica pretende que nos convirtamos en aquello que el cliente quiere consumir adaptándonos a ellos y a sus necesidades.

El outbound marketing: es la forma más tradicional, comúnmente llamada como “publicidad molesta” y consiste en fomentar esa atracción de los usuarios de forma antinatural. Se trata de introducir interrupciones que no suelen estar relacionadas con el contenido que buscan en un principio. Como pueden ser: llamadas inesperadas, correos spam o anuncios. La probabilidad de que los usuarios estén interesados en esas interrupciones es baja, ya que se trata de un contacto intrusivo que no es elegido voluntariamente.

A menudo las empresas utilizan las dos opciones para reforzar sus impactos debido a que no son incompatibles. En cualquier caso, una buena estrategia siempre debe estar balanceada y con una serie de tácticas que permitan analizar el rendimiento para seguir con una estrategia o empezar a emplear otra. Es decir, ir actualizándola a la velocidad con la que lo hace el entorno y no quedarse estancado. Independientemente de las metodologías que utilices puedes considerar seguir las siguientes indicaciones:

  • Segmentación de públicos. Enfocándote en un público más específico y definido, es decir, a el grupo de consumidores “ideales” al que vamos a destinar los esfuerzos de comunicación.
  • No abusar de las intrusiones ya que pueden resultar molestas para los usuarios, sino que, por el contrario, muéstrale un contenido atractivo que no pueda rechazar. Además, se debe intentar elaborar acciones más creativas y no tan repetitivas porque los usuarios acabarían cansándose.
  • Seguimiento de los resultados obtenidos, midiendo el rendimiento de tu inversión. Así como de las ventajas que te diferencian del resto de competidores.
Comunicación Minerva
comunicacion@programaminerva.es