¿Cómo debo construir el logo de mi empresa?

En un mundo lleno de productos y servicios similares en el que hay que destacar lo fundamental es cuidar la imagen de su empresa. El uso de elementos gráficos ayudará a transmitir los valores de su marca a los consumidores, así como reflejar la identidad corporativa. También servirá para transmitir confianza y reconocimiento. Es importante invertir el tiempo que sea necesario en la creación de su logo ya que es lo que permanecerá en la mente de las personas. Y será muy relevante para sus decisiones de compra.  

Pero, ¿qué es un logotipo? 

Comúnmente se utiliza la palabra logotipo cuando nos referimos a la representación visual de la marca, ya sea un texto, una imagen o una composición de ambos. En publicidad, existen diferentes tipos de logos:

  • Logotipo. Es la representación gráfica de las letras o tipografías que componen el nombre de la marca. Un logotipo tan solo serán las palabras o algún elemento legible
  • Isotipo. Es el dibujo o representación gráfica de una marca, es decir, es la figura o imagen por la que se representa la marca para que los usuarios la recuerden e identifiquen. Solo está compuesto por el dibujo, sin nada de texto.
  • Imagotipo. Es la unión que forma el texto de la marca con su símbolo o dibujo, es decir, la unión del logotipo y el isotipo. Pueden actuar por separado.
  • Isologo. Unión indivisible de las partes textual y simbólica que identifican a una marca.

 

Recomendaciones para crear un buen logotipo

    1. Debe ser único. No puede haber otro igual que su logotipo, tiene que ser original. Esto ayuda a distinguir una marca de otra. Para comprobar si el logo de su empresa es único en el mundo pueden comprobarlo en páginas webs de plagio como Logo Thief.
    2. Debe ser simple. No se deben utilizar más de tres colores ya que sobretodo se pretende que sea fácil de ver y reconocible por el público. Nada de diseños complejos o sobrecargados de elementos estéticos difíciles de digerir. En este caso, al igual que en otros muchos, menos, es más.
    3. Debe ser memorable. Debe ser fácil de recordar por los usuarios, esto ayudará a atraerlos. Además, tendría que representar de alguna forma a su empresa o a los servicios que esta realiza.
    4. Debe ser atemporal. Para que sea recordado mañana y dentro de diez años. Por eso no se debe seguir modas del momento, ya que no es algo que pueda actualizar cada año a su antojo ya que entran más factores en juego. Sinoa que se pretender conservar la misma imagen en el tiempo.
    5. Debe ser apropiado. Para que su diseño tenga esta característica es importante pensar en el público objetivo de este. También, hay que tener en cuenta lo que su empresa quiere transmitir con el. Evite imágenes o elementos confusos, para ello realice pre-tests y cuestionarios de opinión.
    6. Debe ser versátil. De forma que se pueda adaptar a todos los formatos y soportes: en webs, documentos impresos, serigrafía, etc. Para conseguirlo es fundamental que el logotipo este en formato vectorial, para poder escalarlo sin que pierda calidad. Es importante tener como mínimo dos versiones: una positiva y otra negativa.
Comunicación Minerva
comunicacion@programaminerva.es