La ‘receta’ para realizar acciones de marketing en una startup

Tienes una idea, te decides a emprender, la desarrollas y te lanzas al mercado… y de pronto, parece que las cosas no funcionan como habías esperado. La mayoría de startups que fracasan lo hacen porque descuidan una parte fundamental del proceso de lanzamiento: el marketing. El primer paso al emprender sería, crear un plan de negocio para determinar la viabilidad del proyecto. Si los resultados son positivos para este primer avance, es obvio que el siguiente movimiento que vas a realizar sería la creación de un plan de marketing. Para éste hay que tener en cuenta diversas cuestiones que te mostramos a continuación:

  1. Define tus objetivos.

Muchos se embarcan en marketing sin un plan de batalla. Este es un gran error y es muy probable que no te lleve a ningún lado. Construir una verdadera estrategia de marketing con metas tangibles es el primer paso en el camino hacia el éxito. Los objetivos deben ser claros, precisos y tangibles en cuanto a tiempo y porcentaje a perseguir. De esta forma se podrán cuantificar y evaluar los resultados obtenidos.

  1. Define estrategias para cada objetivo.

No debes quedarte a la mitad. Por cada objetivo definido tienes que plantear estrategias, es decir, acciones que llevarás a cabo para conseguir las metas establecidas. Sin estrategias no podrás conseguir tus objetivos. Podrás también construir estrategias para varios objetivos planteados, sin embargo, esta opción puede llevar a ciertas confusiones en el período de análisis de los resultados.

  1. Define tus indicadores claves de desempeño : KPI’s

Una vez definido los objetivos y estrategias, será necesario llevar un control de los resultados obtenidos. Si estableces un cuadro con tus indicadores de desempeño podrás llevar a cabo una revisión y análisis más acertado de tus acciones elaboradas para la persecución de tus objetivos empresariales.

  1. Define tu audiencia: elige a tu target.

Es necesario que conocer todo sobre tu público objetivo para establecer un perfil típico. Descubre qué les gusta a tus clientes potenciales, qué no y cuáles son sus problemas y necesidades. De esta forma podrás responder y acertar de una forma más acertada y personalizada por cada tipo de cliente.

  1. Define los canales.

Selecciona los canales de comunicación correctos. Existen diversas formas de llegar a la audiencia, ya sea de manera online, a través de medios más tradicionales, o incluso compaginando ambas, una comunicación 360º. Elige siempre los canales de comunicación en función de los resultados que puede lograr con la menor inversión.

Recuerda que tienes muchos canales disponibles para comenzar una conversación con tus clientes:

  • Las redes sociales
  • El correo electrónico
  • Los medios de comunicación
  • Influencers / Sponsors
  • Eventos (conferencias, exposiciones, encuentros …)
  • Y el boca a boca

Y no te olvides de relacionarte con tus clientes: es más fácil mantenerlos que encontrarlos. Hay que situarlos en el centro de nuestra estrategia.

  1. Define tu plan de difusión de contenido.

Crear contenido es muy importante. Lleva mucho tiempo, pero si eres paciente, genuino y riguroso, tendrás una ventaja definitiva sobre tus competidores. En una startup, ocurren docenas de cosas todos los días. Documéntalo. Si estableces un plan de difusión con el tipo de contenido a difundir por cada red social, número de publicaciones y formato, te será más fácil y tendrás un mayor control sobre tus perfiles sociales, además de contribuir a una óptima revisión de resultados obtenidos.

  1. Sé paciente.

Por último, pero no menos importante, hay que ser paciente y regular. Muchas nuevas empresas prueban una estrategia durante unos meses y luego se rinden y se dispersan. Recuerda siempre que el marketing es una disciplina que requiere rigor y paciencia.

Carmen Serrano
carmen.serrano@programaminerva.es