TUSO, una startup que mejora la accesibilidad de personas invidentes: “Traducimos la información visual para ser interpretada a través del tacto”

Entrevistamos a Álvaro Millán, CEO de Tuso, una startup que desarrolla tecnologías hápticas para mejorar la accesibilidad, especialmente de personas con discapacidad visual. Su primer producto es Ganto, un dispositivo wearable que transmite señales intuitivas de orientación para cualquier ruta que el usuario necesite a través del tacto de su mano.

¿Qué te motivó a emprender?

 Desde siempre he tenido una actitud diferente y creativa, de hecho, desde pequeño ya soñaba con ser inventor. Mientras estaba estudiando la carrera de ingeniería, veía que todas las salidas profesionales eran trabajar para un tercero, y aunque no soñaba con ser empresario, vi una oportunidad y una motivación, el que mis conocimientos prácticos y profesionales pudiesen ayudar a mejorar la vida de las personas invidentes.

 ¿Cómo nace la idea de TUSO?

Se puede decir que para su nacimiento hubo dos fases concretas. La primera fue la necesidad de estas personas invidentes  de soluciones que les hicieran su día a día más normalizado, en cuestiones de accesibilidad y movilidad en las ciudades. Después comenzamos a investigar sobre las tecnologías hápticas, y su reducida o prácticamente inexistente explotación en los mercados. Así que viendo esto, decidimos centrarnos en tecnologías vibratorias y táctiles, un nicho de mercado súper interesante.

 ¿En qué consiste exactamente TUSO y que solución innovadora crees que aporta al mercado?

Tuso es una interfaz que traduce información al sentido del tacto. Recogemos información visual auditiva, la filtramos y a través de nuestro dispositivo se traduce para ser interpretado a través del tacto. Conseguimos otro nivel de información en el que la vibración recoge datos como si se tratara de un píxel de una imagen.

 Hablemos sobre GANTO.

Dentro del mundo de la accesibilidad a las ciudades de las personas invidentes nos centramos en los problemas relacionados con la movilidad. Para ellas, es fundamental confiar en un dispositivo fiable y que además fuese complementario al uso del bastón. En base a estas problemáticas creamos GANTO, un producto que da una información extra a la persona que utiliza bastón para su movilidad. Se trata de un guía por teléfono móvil que indica al usuario por dónde tiene que desplazarse.

 ¿Ofrecéis vuestro producto a empresas o particulares?

Actualmente sólo ofrecemos nuestro producto a particulares, aunque es cierto que resulta atractivo para empresas intermediarias como asociaciones o fundaciones que colaboran en ayudas destinadas a personas invidentes, o inclusos distribuidores como pueden ser ópticas. Somos un complemento para este tipo de diversidad funcional.

 ¿Tenéis pensado desarrollar otros tipos de dispositivos con la misma tecnología?

Estamos explorando el nicho de las tecnologías hápticas y tenemos por objetivo desarrollar diversos productos que engranen este tipo de tecnología, sin embargo, el mercado todavía no es tan receptivo a este tipo de tecnología. Iremos poco a poco trabajando en otras ideas tecnológicas.

 ¿Por qué apostaste por el Programa Minerva? ¿Cómo lo conociste?

Hemos estado en otros programas de emprendimiento, sin embargo, no han sido en el momento que necesitábamos. Recibimos opiniones muy interesantes sobre el Programa, así que decidimos presentarnos a esta nueva edición.

Un consejo para futuros emprendedores.

Ser receptivos en cuanto a valoraciones, opiniones y consejos. Centrarse es importante también, poner los pies en la tierra y decidir sobre lo que estás haciendo y lo que quieres conseguir, además de ir marcando a través de tu meta final los objetivos. Rodearte de un buen equipo que te haga creer y confiar en tu proyecto, que te hagan seguir adelante.