Situación y evolución de la economía circular en España

La economía circular en nuestro país presenta avances significativos para el 2020. Se confirman a través de los datos recogidos en el “Informe 2019 de la Situación y Evolución de la Economía Circular en España” realizado por la Fundación Cotec y Eurostat.

A pesar de que no existen medidas de análisis integral de circularidad que analice de manera global la evolución y situación de los ciclos que configuran la Economía Circular, la Comisión Europea ha adoptado en la última década diversas políticas y normativas que promueven la investigación e innovación, así como el conjunto de proyectos que respaldan la Economía en este ámbito.

Una de las aportaciones para permitir este análisis global, ha sido la implantación de un “indicador líder” para medir los avances. Este indicador compara el Producto Interior Bruto (PIB) con el Consumo Material Interior (CMI), que permite medir la eficiencia en el uso de recursos materiales.

En la persecución de medidas analíticas sobre la Economía circular, se han analizado diversos casos y proyectos de éxito entre los que se encuentran:

  • Proyectos relacionados con el reciclaje de residuos (51%).
  • Proyectos relacionados con ecodiseño (19%).
  • Casos relacionados con la producción; como nuevas formas de producción o generación de nuevos productos (18%)
  • Los casos relacionados con el consumo (10%) y con insumos o inputs de materiales (2%).

Para detectar estos casos de éxito en la Economía Circular, debido a la inexistencia de un plan de regulación exacto y concreto que permita su análisis, se han tenido en cuenta una serie de mecanismos e indicadores de seguimiento: Producción y consumo, gestión de los residuos, materias primas secundarias y, por último, competitividad e innovación.

De esta misma forma, el foco de análisis se pone en una serie de sectores concretos en los que la Economía Circular presenta elevadas competencias como son, Construcción y demolición, Agroalimentación, Industria en su conjunto, bienes de consumo y turismo.

Buenas prácticas para impulsar este modelo de economía

El Gobierno de España comenzó a elaborar la “Estrategia de Economía Circular 2030”, en la que se presentan un total de doce objetivos que promueven la innovación, medioambiente, consumo sostenible, y creación de indicadores entre los más destacados. Una estrategia que se elabora junto con el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, y con el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, además del resto de ministerios implicados, así como las comunidades autónomas y la Federación Española de Municipios y Provincias.

Por su parte, la región andaluza presenta una estrategia de políticas hacia el impulso por el desarrollo sostenible en 2030, por el sector TIC en Andalucía en 2020, por la bioeconomía circular y por la implantación de un plan integral de residuos en la región.

La fundación COTEC localiza diversos casos de buenas prácticas en Economía Circular de empresas y pymes en nuestro país. Por ejemplo, Ecoembes destaca por sus buenas prácticas en reciclado, recogida y gestión de envases desde hace más de 20 años; Mercadona ha creado modelos de tienda que reducen el impacto medioambiental e incorpora nuevas medidas de ahorro energético; o Repsol, que ha puesto en marcha retos de sostenibilidad ambiental para combatir cambio climático y escasez de recursos.