Un ecosistema de sensores domóticos para obtener información de las rutinas de una persona: “Con Estoy Contigo, el familiar no tiene que preocuparse si la persona mayor lleva encima el dispositivo de asistencia”

Ernesto Aranda, CEO de Estoy Contigo, decidió emprender por una necesidad personal y ayudar así a reducir la gran inquietud que sufren multitud de familias con su misma situación. Nos cuenta más en la siguiente entrevista.

Ernesto, ¿qué te motivó a crear Estoy Contigo?

Lo que me movió fue una necesidad personal. Mi madre es mayor, vive sola y lejos de mí, y en varias ocasiones he tenido problemas para localizarla, lo que me generaba intranquilidad. Decidí diseñar un prototipo basado en sensores domóticos que permitiera monitorizar su actividad diaria sin que ella tuviese que preocuparse por llevar encima un dispositivo de asistencia. El resultado fue bastante sorprendente, conseguí obtener información de todos sus movimientos sin molestarla y sin invadir su intimidad. Pensé que podría ser una buena idea para personas y familias que se encontraran en la misma situación.

¿En qué consiste exactamente? ¿Qué solución innovadora aporta al mercado?

El servicio consiste en la instalación de unos pequeños sensores domóticos e inalámbricos en las diferentes estancias de la vivienda. Recogen los datos de actividad cotidiana de la persona, estableciéndose así un arquetipo de rutinas. El sistema se completa con una app, con la que el familiar podrá conocer los movimientos de la persona y detectar cualquier anomalía. Lo destacable de nuestro servicio es que integra sonidos, lo que permite diferenciar los diferentes movimientos y posibles cambios en la rutina establecida.

¿El familiar puede personalizar sus alertas?

Sí, Estoy Contigo establece un sistema personalizado para cada persona, dependiendo de sus rutinas diarias, y posteriormente el familiar puede incluir nuevos avisos sobre los que quiera estar informado. Hemos incorporado alertas para la detección de intrusos para personalizar los familiares, incluso tienen la opción de recibir las notificaciones por vía email o a través del smartphone.

¿Para qué tipo de usuario es Estoy Contigo?

Actualmente tenemos dos enfoques. Por un lado, usuarios particulares, que son familias con personas que se encuentran en situaciones de riesgo al vivir solos en casa o lejos. Y por otro lado, también nos dirigimos a empresas de ayuda a domicilio, organizaciones y asociaciones que están al cuidado de personas mayores y dependientes.

¿Por qué apostaste por el Programa Minerva? ¿Cómo lo conociste?

Lo conocía a través de la web y en el foro Alhambra Venture. Recibí un feedback bastante bueno de proyectos que habían formado de ediciones anteriores. Decidimos apostar por él, por la oportunidad que te brinda el programa, al contar con un equipo dispuesto a ayudarte con el proyecto y aconsejarte mediante críticas constructivas hacia tu producto y modelo de negocio. Consideramos interesantes los sistemas de mentorización, networking o visibilidad en medios que ofrece el programa además de la posibilidad de trabajar con otros emprendedores con proyecciones similares, que al fin y al cabo te ayudan a crecer y avanzar.

¿Podrías dar un consejo a futuros emprendedores?

Les diría que no lo hiciesen solos. Es un camino duro, y deben formar equipo con personas que compartan la mismas inquietudes, pasión y ambición por el proyecto; para así apoyarse y complementarse mutuamente. Además, es muy interesante buscar y valerse de apoyos que te ayuden a definir tu propuesta de valor, modelo de negocio, y evitar el autoengaño, en que mi producto o servicio está listo para el mercado.