Explorar el arte a través de la pantalla con VRTE: “El artista no encuentra la típica sala de exposiciones, sino un lugar diferente que revaloriza su obra”

La industria cultural cobra cada vez más importancia en el sector del emprendimiento gracias al impulso de las nuevas tecnologías. Un ejemplo es VRTE, una plataforma digital que funciona como un escaparate de exposiciones virtuales. Hablamos con uno de sus fundadores, Álvaro Linares 

¿Qué os impulsó a crear este proyecto?

La madera del emprendimiento nos viene por separado y por circunstancias distintas. Tras terminar mis estudios en la universidad y posterior máster, trabajé fuera de España donde comencé a iniciarme en el mundo del 3D, encontré a mi socio y empezamos a diseñar un portfolio para crear 3DPROJECT. Posteriormente, participamos en YUZZ, programa de emprendimiento del Banco Santander y ganamos una de las categorías en tecnología disruptiva. Allí conocí a nuevos compañeros emprendedores con quiénes decidí fundar Silicor Valley, una comunidad emprendedora en Córdoba. Rafa tras trabajar en una disquera, ser escritor y buscar también un nuevo trabajo decidió unirse a mis inquietudes por emprender, acompañarme en esta nueva etapa y colaborar con el resto de compañeros de Silicor Valley.

¿Cómo surgió la idea?

Tenía experiencia en realizar diseño de interiores a través de 3D y empezaba a jugar con cámaras 360, y así surgió la idea de realizar tours virtuales de escenarios reales y ficticios. Queríamos darle un núcleo importante a nuestro proyecto y fue cuando pensamos en enfocarlo a la difusión de arte. De esta forma contactamos con artistas conocidos y empezamos a exponer sus obras, desde fotógrafos, pintores o escritores.

¿En qué consiste exactamente VRTE y que solución innovadora aporta al mercado?

Entendemos que VRTE aporta una solución innovadora ya que nadie hasta ahora ha propuesto compartir arte de esta forma, a través de realidad virtual. VRTE encuentra un nicho de mercado, en el cual existen consumidores de arte amateur sin tener la necesidad de desplazarse a un lugar o espacio físico. Los beneficios también van para el artista, ya que consigue que sus exposiciones se muestren en 360º y disponibles a cualquier hora.

El amante del arte busca vivir una experiencia única, ¿Cómo puede hacerlo con VRTE?

La experiencia de usuario, desde el punto de vista de un artista, sería la de encontrar en VRTE las distintas salas disponibles en las que exponer sus obras, o realizar una a su gusto desde 0. La idea es que no sea una típica sala de exposiciones, sino algún lugar que sea diferente y que revalorice su obra. Al mismo tiempo el propio artista se convierte en usuario descubriendo otros artistas de cualquier estilo y en el momento que quiera consumirlo.

¿VRTE es tan sólo un expositor de obras o también los artistas pueden vender sus obras?

VRTE muestra más que una función única de escaparate. Buscamos conseguir una plataforma para que el artista pueda vender sus obras, gracias al desarrollo de una tienda online. En paralelo, VRTE brinda la oportunidad a aquellos artistas del diseño 3D, quienes enriquecerán la variedad de salas con sus diseños y los monetizarán según la demanda de estas.

¿Pensáis que esta nueva forma de compartir arte tiene aceptación en el mercado de nuestro país?

Actualmente los países latinoamericanos son los que más consumen arte. Sí que encontramos aceptación de nuestros servicios en España, pero somos conscientes de que gran parte de nuestro público será procedente de otros países.

¿Por qué apostaste por el Programa Minerva? ¿Cómo lo conociste?

Casualmente, un día vi por televisión una noticia acerca del Programa Minerva y me informé sobre la fecha de presentación de su nueva edición en nuestra ciudad, Córdoba. Justo era ese mismo día. Tenía sólo media hora para poder asistir a la presentación. Lo vi como una oportunidad para tomarnos en serio y desarrollar el proyecto, pensábamos que Minerva era lo que necesitábamos para poder seguir adelante con VRTE.

Un consejo para futuros emprendedores.

Emprender es una experiencia muy positiva, incluso hasta cuando tienes que asumir más riesgos, compartes un vaivén de emociones y aprendizaje. Toda esa experiencia es la que te hace crecer como profesional y como persona. A los futuros emprendedores les diría que si creen en algo apuesten por ello; todo con paciencia, dedicación y trabajo se consigue.