El pago con pulseras electrónicas de Bracelit llega a la Feria de Jaén

La feria de San Lucas en Jaén incorpora la ultima tecnología para permitir que los visitantes puedan pagar sin necesidad de sacar la cartera. Emprendedores andaluces han desarrollado Bracelit, una pulsera inteligente que aterriza en algunas casetas de estas fiestas para ofrecer una mayor comodidad a los feriantes y a los gestores de las casetas al gestionar menos efectivo. Con esta pulsera, que utiliza tecnología contacless, los visitantes podrán abonar sus consumiciones con sólo acercar el brazalete a un lector, sirviendo éste de monederos virtual.

Se trata de una novedosa solución que evita sacar la cartera y manejar efectivo o tarjetas en eventos masivos como ferias, festivales o congresos, y que está teniendo mucha aceptación: más de 3.000 personas utilizaron este sistema en la pasada Feria de Jerez. Estas pulseras inteligentes permiten a los asistentes llevar todo lo que necesitan en la muñeca, y con ellas, los organizadores controlan todo lo que ocurre en su caseta con apenas unos clics.

Estos sistemas agilizan el consumoy reducen enormemente las colas, facilitando además la labor a los trabajadores. Con una aplicación similar a los TPV, los camareros pueden realizar todas sus tareas, reduciéndose las posibilidades de errores y de fraude. Pero el dispositivo no limita sus posibilidades a los pagos, también sirve de almacén de datos. La pulsera recoge datos como las cifras de consumo o las horas a las que se realiza, entre otros. Números útiles para gestionar el stock y conocer las preferencias de los clientes que se acercan a las casetas.

Bracelit, la empresa andaluza desarrolladora de este sistema basado en pulseras NFC, y acelerada por el Programa Minerva apoyado por la Junta de Andalucía y Vodafone, pone su sistema a disposición de los feriantes en casetas como Ay Maruja y en la promovida por el Grupo Lemans y Burladero, donde se podrá pagar a golpe de pulsera.