Análisis DAFO: para qué sirve y cómo puede ayudarte en tu negocio

A la hora de crear y mantener una empresa, un elemento fundamental es tener claro cuales son nuestras ventajas o qué amenazas podemos encontrar en el avance de nuestra carrera empresarial. Es para ello que existe el conocido como “Análisis DAFO”, una forma muy clara y sencilla de ver todas las ventajas e inconvenientes que puede tener nuestra empresa. En términos empresariales, es una herramienta de estudio de la situación de una empresa mediante el estudio de sus características externas, conocidas como amenazas y oportunidades, y las características internas, las debilidades y fortalezas de nuestra empresa. 

Cómo funciona un análisis DAFO

El objetivo principal de este estudio es ayudar al emprendedor a la hora de poder tomar decisiones de futuro, es una forma de establecer estrategias que sean útiles y viables. Es por ello que se divide en dos partes: el análisis interno y el análisis externo.

  • Análisis interno. Son las fortalezas y debilidades, se trata de realizar una radiografía de nuestra propia empresa. Es decir, debemos de observar qué aspectos positivos tenemos dentro de nuestro negocio que nos puedan ayudar. Además de ser realistas y observar qué aspectos negativos pueden hacer que nuestro negocio fracase. Este apartado es exclusivo sobre nuestra empresa. Algunos de los factores estudiados en este aspecto serían los costes de fabricación, la calidad e innovación tecnológica, diferentes aspectos del marketing como la publicidad o la distribución, el personal de la empresa, los recursos financieros disponibles o la ausencia de innovación.
  • Análisis externo. Se trata de las amenazas y las oportunidades, pero no de nuestra empresa, sino del mundo exterior que la rodea. En términos generales consiste en vislumbrar cómo se mueve el mercado exterior entorno a nuestra empresa, de ver cómo puede reaccionar este a nuestro negocio y cómo puede afectarnos. Dentro de este se identifican diferentes apartado cómo definir cual es nuestro target, los tipos de conductas de compra de nuestro productos, identificar y evaluar a la competencia o los factores sociales, políticos o legales que no podemos controlar.

 

Una vez realizado este análisis podremos plantear las acciones estratégicas que debemos de llevar a cabo en nuestra empresa y, de este modo, marcaremos unos objetivos que serán reales, consistentes y jerarquizados. El uso de análisis DAFO es imprescindible para conseguir emprender el camino de una empresa, y mantenerlo, con éxito y previsión.