“Taalentfy trata de romper los esquemas del mundo de la selección, del talento y del empleo”

Taalentfy es una plataforma de empleo que utiliza su sistema de inteligencia artificial para acercar el talento a las empresas y además, ayudar a los candidatos a mejorar sus capacidades.  En esta entrevista, Alejandro González, CEO de Taalentfy, nos cuenta sus inicios como emprendedor y cómo están revolucionando el mundo de las plataformas de empleo. 

¿Qué fue lo que te hizo emprender en tu propio proyecto? 

Fue por varias cosas. Desde que trabajaba en consultaría tecnológica para multinacionales, ya había emprendido también en mi propio proyecto. Era una marca de moda que se vendía a través de e-commerce. El tener mi propio proyecto y tomar mis propias decisiones ha sido algo que siempre me ha llamado la atención. Cuando decidí dejar la consultoría tecnológica, después de todo el bagaje que tenía relacionado con las tecnologías y con los recursos humanos, lo que tuve claro es que no quería volver a trabajar para otra consultoría para volver a hacer lo mismo, sino que me apetecía poner en marcha mi propia empresa.  

En aquel momento no tenía ni idea de lo que era todo esto del emprendimiento y este ecosistema. Yo lo único que pretendía era poner en marcha un proyecto y poder hacer algo grande de un sueño que yo tenía y que había visto esa necesidad en el mercado. Al final lo que hizo ponerme a ello fue tener una idea, saber que tenía sentido y, sobre todo, poder reunir un equipo para trabajar en el proyecto. 

Explícanos un poco cómo funciona Taalentfy, ¿cuál es su finalidad? 

Taalentfy trata de romper los esquemas del mundo de la selección, del talento y del empleo poniendo el foco en la persona para ayudarle a identificar y descubrir sus capacidades y talentos y unirlo a lo que sabe hacer, sus conocimientos, estudios y en lo que ha trabajado. El fin es ayudarle a mejorar en lo que realmente le interesa y a encontrar un empleo. Al final lo que hacemos es poner en contacto a usuarios con empresas, pero con unas reglas del juego totalmente diferentes a las que existen hoy en día. Nos basamos básicamente en capacidades, personalidad, potencial y en talento, más allá del propio currículum, la experiencia laboral, la edad o la procedencia. Le hacemos llegar al usuario contenido formativo para poder mejorar su perfil y ofertas de empleo o proyectos para poder desarrollarse en lo que le interesa y se le da bien.  

Por otro lado, a las empresas, en base a lo que ellos necesitan, les dotamos de los mejores candidatos previamente evaluados, medidos y con una información que nosotros llamamos “Perfil enriquecido de talento”. Proporcionamos una información que no existe en otras plataformas de empleo. Hemos democratizado el proceso de selección y lo hemos convertido en una herramienta tecnológica accesible a cualquier persona. 

¿Crees que estáis revolucionando el mundo de las plataformas de empleo? 

Sin duda. No hay nada perecido a día de hoy y la experiencia nos va demostrando que se está dando una revolución. Evidentemente, por ahora en pequeñito en Andalucía y España, pero cuando lo contamos fuera, realmente es revolucionario. El mercado está poco maduro y le cuesta adoptar estos cambios, principalmente en empresas medianas y grandes, en pequeñas sí estamos acostumbrado a trabajar de esta manera. Pero sin duda y si los planes van saliendo, llegará a ser una verdadera revolución en las plataformas de empleo y en el mercado. Va a ser la única manera de conectar con el talento e identificar qué personas realmente estamos incorporando a nuestra plantilla. 

¿Cómo está siendo la aceptación por parte de clientes y usuarios? 

La aceptación está siendo mejor de lo que esperábamos. Estamos teniendo muy buena acogida tanto por empresas como por usuarios. Tenemos unos registros de entre 300 y 500 usuarios al día y un porcentaje bajísimo de bajas de la plataforma. Los testimonios de usuarios nos muestran que están muy contentos y que ven Taalentfy como una herramienta diferente y que les puede ayudar. 

Es cierto que nos está costando darlo a conocer, pero quien lo va conociendo, nos está dando un feedback por encima de las expectativas que teníamos. Estamos trabajando en esta línea de difundirlo cada vez más porque sabemos que llega y que la gente lo acoge muy bien. Por parte de las empresas, nos cuesta más aun hacerlo llegar, pero con las que trabajamos y pagan por el servicio, repiten y lo recomiendan a otras empresas, por tanto, esto indica que la acogida es muy buena. 

¿Cómo ves Taalentfy de aquí a cinco años? 

Si te digo la verdad, me cuesta verlo de aquí a un año porque el entorno cambia muchísimo. Si echo la vista atrás, cumplimos cuatro años en enero y hemos corrido como si lleváramos 10 años, entonces de aquí a cinco años me cuesta muchísimo. Como lo vemos a futuro, no sé en cuántos años, es posicionándonos desde el punto de vista de la evaluación y la identificación del talento a nivel de jóvenes universitarios y a nivel senior, que son los dos perfiles que actualmente tienen más dificultades. 

También tenemos muy claro que queremos actuar a nivel nacional e internacional. Esto tiene sentido que sea global lo antes posible. Ya estamos dando los primeros pasos en Europa desde Francia. La idea es generar una comunidad de talento que puedan encontrar empresas y encontrarse entre sí para hacer sinergias y crear proyectos, siempre basándonos en el talento y más allá de los manidos currículums.  

Si pudieras volver atrás y empezar de nuevo, ¿cambiarías algo? 

Sí, varias cosas. Hemos aprendido muchísimo en el camino y hay tres cosas que cambiaría o haría de otra manera. La primera es elegir a los socios con los que se inicia porque al final queremos que el proyecto sea para toda la vida y en algún momento del proceso puede pesar. Por otro lado, saldría al mercado bastante más rápido. No centraría tanto esfuerzo en desarrollo y saldría antes al mercado a validar. A lo largo de la vida del proyecto, se pivota muchísimo y muchas cosas en las que has dedicado esfuerzo en desarrollar, después cambian y has perdido ese tiempo y recursos. Por último, planificaría mucho más a largo plazo todo lo que tiene que ver con la financiación, tesorería e inversión. Nos ha pasado que, por no tener una planificación a largo plazo, a veces hemos ido muy al límite. Esto te quita tiempo de estar pendiente de otros aspectos y genera mucha incertidumbre y estrés. 

Un año después de haber pasado por la aceleración en Minerva ¿qué es lo que más ha aportado el programa a Taalentfy? 

Desde nuestra experiencia, donde más hemos aprendido ha sido en dos áreas. Por un lado, en la parte de comunicación, marketing y ventas, es decir, todo lo que tiene que ver con la marca, la visibilidad y poner el producto en el mercado. Esto para nosotros fue un punto de inflexión porque nos dimos cuenta de que teníamos que salir ya al mercado. Por otro lado, en cuanto a la parte financiera, nos sirvió mucho todo lo que tiene que ver con las alternativas de financiación, construir el plan financiero, los balances, el plan de negocio… Esta parte para nosotros fue muy importante porque lo profesionalizamos bastante. Al final, una de las cosas con las que me quedo es la continuidad. Te sientes parte de la familia Minerva porque siguen contando con nosotros para eventos y todo lo que organiza el programa.  

¿Recomendarías el Programa Minerva a alguien que está pensando emprender? 

Sin duda. Por la experiencia que tuve durante el proceso y lo que he conocido desde esta convocatoria anterior, lo recomiendo sobre todo a personas que estén pensando en emprender y ya se hayan puesto a ello, que no tengan únicamente la idea. Creo que el programa está hecho para ponerse manos a la obra y que es un impulso muy interesante para hacer realidad un proyecto.