Drop.show, una red profesional de la industria musical: “Nuestra plataforma agiliza el trabajo de horas del promotor a un solo click”

Drop.show moderniza el sistema convencional de base de datos de los mánagers y promotores musicales, aportando la información necesaria para agilizar el trabajo en el sector musical. Recientemente ha sido seleccionada como una de las diez finalistas del programa de aceleración musicaltech FibProStartups 2019. La startup ha sido creada por Juan Diego Guerrero (CTO) y Francisco Pozo (CEO), en esta entrevista Francisco Pozo nos cuenta un poco más sobre esta empresa.

¿Cómo surge la idea de crear una red social de bandas, de unir tecnología y música?

Es una idea que rondaba por mi cabeza desde hace unos 6 años, cuando di mi primer concierto con mi banda, un año más tarde cree mi propia promotora y empecé a hacer conciertos. Desde ese momento tenía siempre una sensación de incertidumbre a la hora de contratar artistas, no terminas de tener claro si ese artista es la mejor opción o si existen diferentes formas de contratación. Por ejemplo, contrataba a un determinado grupo para un concierto o festival y conforme se iba acercando la fecha veía como había otras opciones que hubiesen sido mejores.

Hablamos de una incertidumbre general, ya que actualmente el trabajo de un promotor es crear una base de datos propia y gestionarla. Como promotor tienes que ir aumentándola y aumentándola, no podemos olvidar que por cada ciudad hay miles de bandas. Es un trabajo de órdago, hay que hacer una división por géneros, además siempre habrá algún artista que se escape, y hay que ir actualizando los datos diariamente, ya que no es lo mismo una banda que acabe de lanzar disco a otra que no. Justo de esa necesidad, y de ese intento de ahorrar tiempo y esfuerzos, nace Drop.show.

¿Consideras que, en el sentido tecnológico, el mercado musical está un poco desfasado?

Sí, está bastante desfasado, y esto quizás sea de la naturaleza especulativa de la que proviene el mercado musical. Es decir, tenemos un mánager que representa a un artista y a un promotor que contrata la actuación para dentro de 6 meses, no sabemos cuánto crecerá el artista en ese tiempo, si se venderán las entradas o cuántas bebidas se consumirán en el local. El acuerdo entre mánagers y promotores se hace por pura especulación. En el pasado, para ser mánager o promotor, necesitabas tener una gran agenda de contactos, experiencia y dinero. Hoy en día este entorno ha variado un poco, ya que la diversidad de géneros y artistas que escucha cada cliente se ha multiplicado. Nos encontramos con una gran cantidad de artistas de economías intermedias, y por lo tanto, los promotores también pertenecen a esta economía intermedia.

El gran cambio del sector es que ahora ha entrado un nuevo factor en juego, el streaming. Antes necesitabas sí o sí que una discográfica publicase tu música, ahora pagando una cuota mínima puedes subir tu música a plataformas de streaming como Youtube o Spotify. El éxito de un artista se mide ahora mediante el éxito de su streaming, de este modo el mercado se está digitalizando y es mucho más fácil conocer si un artista llenaría una sala o no. 

¿Qué diferencia creéis que podéis aportar al sector musical?

La rapidez, Drop.show agiliza el trabajo de horas del promotor a un solo click. Nosotros lo que hacemos es sincronizar la información que necesita un promotor, como el número de streaming o las estadísticas de crecimiento, de una forma mucho más rápida. Utilizamos fórmulas logarítmicas que hacen un cómputo de todo lo recabado y muestran con un número entero las proyecciones del artista. No podemos adivinar el futuro pero sí acercar al promotor a algo más real, acabando con ese factor especulativo del mercado.

Asimismo, también acabamos con la incertidumbre de saber cuántos artistas hay, a cuánto público pueden llegar. Por ejemplo, si un promotor tiene una sala con un aforo de 500 personas y quiere llenarla, puede mediante nuestra página ver qué artistas podrían llenar este espacio. Sincronizamos los aforos de los lugares en los que actúan los artistas para así poder recabar los datos.

¿Cómo funciona exactamente Drop.show?

En términos generales es una base de datos de artista que cuenta con filtros, como ya hemos mencionado, el promotor puede disponer de toda la información de un artista solo con buscarlo. Ahora mismo en esos perfiles aparecen datos como el crecimiento en plataformas en streaming como Spotify o Youtube, o su número de seguidores en las redes sociales. Con el tiempo queremos añadir también la aparición en noticias o el número de búsquedas del artista en la web.

 ¿Cuáles son vuestros planes a largo y corto plazo? ¿Tenéis algún objetivo final?

Ahora mismo nuestros esfuerzos están enfocados en los promotores, estamos realizando varios experimentos mediante lean startup para ver otros posibles nichos de mercados como orquestas, ferias o discográficas. Este último campo es al que estamos pensando abrirnos a corto plazo, el de las discográficas. En la industria musical hay una diferencia entre el negocio en el directo y el negocio en la música ya grabada, las discográficas se centran en ese. Distribuyen esa música ya grabada en plataformas, medios de comunicación, en un target objetivo al que nuestros datos podrían servirles de suma ayuda.

A su vez, además de ir mejorando nuestro sistema, nos gustaría centrarnos en agilizar la comunicación de mánagers y promotores con nuestra plataforma. Queremos invertir nuestros esfuerzos en mejorar las fórmulas de comunicación, de modo que cambiaríamos nuestro formato actual hacia uno de red social. Seguiría siendo una base de datos pero detrás de cada artista habría una persona con la que poder comunicarse, de esta forma podríamos saber cuándo hará gira el artista, cuando tiene pensado lanzar una canción o sacar un disco.

Como jóvenes emprendedores, ¿qué le diríais a alguien que está pensando en comenzar a trabajar en una idea?

Le aconsejaría que si cree en esa idea y cada vez que piensa en ella siente algo por dentro que le motivara a vivir más, a estar más vivo, que fuese a por ella sin miedo. El miedo es el mayor freno, el miedo al fracaso, a pensar que no va a funcionar o no saldrá para delante. Por eso siempre les diría que trabajen con ese miedo, hay que cogerlos y analizarlos, el miedo también es una fuente de información muy útil que te hace ver las debilidades que puedes tener. 

¿Cómo os ha ayudado el Programa Minerva en vuestro camino como startup?

Minerva ha marcado uno de los antes y después más importantes en nuestro camino como empresa. Podría destacar varios puntos importantes, como que ha establecido la estructura de negocio que tenemos actualmente, esta se basa en comunicación, venta y negocio. De este modo nos han ayudado a establecer una serie de parámetros que han hecho que nuestra empresa sea viable. Además, antes pensaba que ser emprendedor era un maratón incansable pero hemos aprendido a que crear una empresa es ir paso a paso, cada paso es una pequeña victoria. Por último, destacaría a sus mentores por su implicación casi a un nivel personal en los proyectos y sus talleres.