Los asistentes virtuales llegan a los campings de la mano de startup andaluza Güelcom 

La innovación llega a los campings. Realizar una reserva de un bungalow o una parcela para la tienda de campaña conversando con un asistente virtual desde un smartphone ya es posible gracias Güelcom. Esta startup andaluza se ha convertido en la primera en desarrollar un ‘chatbot’ adaptado a los viajeros campistas, un estilo vacacional que en 2018 superó los ocho millones de usuario con alrededor de 40 millones pernoctaciones, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

“Nos dimos cuenta de que la gestión de reservas por parte de cualquier tipo de complejo turístico es un requisito básico para el buen funcionamiento del negocio, y los campings son una opción cada vez más habitual”, señala María Romero, CEO de Güelcom . Así, la startup ha empezado a trabajar con Campingred para implantar el chatbot según las necesidades de esta modalidad de alojamiento turístico. Con veintisiete campings nacionales y alojamientos rurales en su oferta, Campingred es uno de los grupos de referencia para el campista habitual. Don Cactus, camping ubicado en la costa tropical de Granada, fue pionero en probar este chatbot y, tras los resultados positivos en base al rendimiento, próximamente podrá utilizarse en los demás establecimientos del grupo.

Atención personalizada del turista extranjero

El INE indica que alrededor de 19 millones de pernoctaciones en campings españoles fueron realizados por extranjeros, un 48% del total de viajeros campistas en 2018. Con estas cifras, un asistente virtual en diferentes idiomas es un aliado clave para gestionar reservas y garantizar una atención al usuario 24/7.

La plataforma de Güelcom permite crear y configurar un chatbot, un asistente conversacional dotado con inteligencia artificial, adaptado a las necesidades de cada cliente. Con este chatbot, y desde el propio motor de reservas del establecimiento, se potencian las reservas directas sin necesidad de intermediarios y el usuario podrá recibir información turística, por ejemplo, qué hacer o qué comer en el destino, permaneciendo en contacto con el alojamiento desde su smartphone.

Además, el chatbot también filtra preguntas que puede resolver automáticamente. “Mejora el rendimiento y el trato personalizado, especialmente porque atiende en diferentes idiomas. Así el campista, sea español o extranjero, puede obtener fácilmente la información que desee”, explica la empresa. “En el caso de no poder dar respuesta, el chatbot entra en contacto directo con recepción, por lo que la atención al cliente está asegurada”.

El total de campings en España asciende a más de 700 establecimientos, por lo que esta startup andaluza pretende liderar la innovación tecnológica en los campings para la próxima estación vacacional.

El chatbot de Güelcom se adapta a cualquier tipo de alojamiento

En su primer año de vida, el ‘chatbots’ desarrollados por estos emprendedores sevillanos están ya implantados en diferentes puntos de España y de Latinoamérica como el apartahotel malagueño Fuengirola Beach, la cadena de hoteles Olympia en Valencia; el hotel Casa Pepe en México o Hotel Presidente en Buenos Aires.  Su funcionamiento es sencillo: se configura el chatbot a través de una plataforma intuitiva, que se instala en la web del alojamiento o en su Facebook Messenger. Este asistente virtual responde al cliente de diferentes maneras según la fase del viaje en la que se encuentra, y también optimiza el trato con el cliente gracias a su sistema de generación automática de respuestas.

Güelcom nació en Sevilla en 2017 y desde entonces ha cosechado reconocimientos y premios a nivel nacional. Fue seleccionado por su potencial empresarial en el sector del turismo por el Programa Minerva, promovido por la Junta de Andalucía y Vodafone, fue ganador del premio AJE Sevilla y también ganador en una de las categorías de Innovation Talks 8×8, competición de empresas promovida por Grupo Joly y BBVA en Andalucía.