Emprendedor, que la fuerza te acompañe (y si es posible, la inversión también)

Star Wars es considerada una de las sagas de ciencia ficción más importantes y conocidas de la historia, a lo largo de varias entregas y secuelas vemos la lucha constante entre el bien y el mal, entre el Imperio Galáctico y la Alianza Rebelde. Tras más de 30 años, la saga de George Lucas nos ha dejado varias lecciones que podemos seguir para ser todo un “Jedi” en el mundo empresarial.

Lucha por tu idea

La perseverancia y el esfuerzo son dos factores claves para que una empresa funcione. No puedes olvidar que no debes solo “intentar” que tu negocio salga adelante, debes poner todos tus esfuerzos en ello. En la primera entrega de la saga, mientras Luke Skywalker entrena para convertirse en maestro Jedi, duda de su capacidad de usar la fuerza con un “voy a intentar hacerlo”. A esto, Yoda le contesta con un “Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes” (“Do or do not, there is no try”). Debemos creer en nosotros mismos, en nuestra idea, y utilizar todos los recursos posibles para desarrollarla.

Todos nos equivocamos y los fallos ocurren siempre, y más al montar una empresa pero eso no puede servirnos de excusa para no intentarlo y poner todo nuestro empeño en lograr el éxito. Debemos creer en nosotros mismos y en nuestra idea.

No tengas miedo a equivocarte…

Debemos concienciarnos que un error no es el fin de nuestra empresa, acepta la derrota y prepárate para la siguiente oportunidad. En Star Wars vemos como los protagonistas comenten numerosos errores, viven situaciones complicadas, pero al final siempre consiguen sus objetivos. ¿Por qué? Porque siguen luchando contra el lado oscuro. Fíjate en Anakin Skywalker y cómo llegó a convertirse en una figura poderosa de la galaxia.

…y aprende de tus errores.

Como empresa vamos a tener que luchar numerosas “batallas” para conseguir sacar adelante nuestra idea, algunas veces perderemos y otras ganaremos pero nunca debemos olvidar la importancia de aprender de los errores que cometamos. Obi-Wan Kenobi le dice a Darth Vader: “Si me derrotas me volveré más poderoso de lo que jamás te has imaginado.” Saca provecho de cada derrota o error para buscar nuevas opciones y crecer como empresa.

La importancia de la organización

Definir cada uno de los pasos a seguir, trazarlos con antelación, ver cómo podemos abordar las diferentes situaciones, son aspectos fundamentales para poder tener un futuro a largo plazo como empresa. Además, al tener todos los objetivos claros, podemos observar qué debemos incluir o prescindir a largo plazo. Por ejemplo, Luke Skywalker va cumpliendo metas que le llevan a su objetivo final, como aprender de Yoda y encontrar a Obi-Wan Kenobi.

Siente el poder de “la Fuerza”

El bien y el mal están continuamente en guerra a lo largo de Star Wars, conseguir la caída del Imperio Galáctico es el objetivo de Luke, Leia y compañía. Aunque haya hechos que nos parezcan aislados, tantos los sucesos como los personajes, se van interconectando y acaban teniendo un papel fundamental en el desarrollo de la saga.
Traducido al mundo empresarial, nunca olvides la importancia de invertir tiempo en pequeños proyectos, mejoras puntuales, que se sumaran al camino hacia la “fuerza”, el éxito, que sigue tu empresa.

No te dejes llevar por el “lado oscuro”

El mercado empresarial está en continuo cambio, el éxito está en quien consigue marcar una diferencia. En nuestro caso, “el lado oscuro” sería olvidarnos de resaltar qué podemos aportar y cómo podemos hacerlo, hay que mantener en continuo estado de adaptación y cambio.

Estas son las lecciones que extraemos de la saga Star Wars: no tengas miedo de emprender y luchar por tu empresa.