6 lecciones de Juego de Tronos que podemos aplicar al mundo empresarial

Juego de Tronos es, sin duda, una de las ficciones más famosas los últimos 20 años, miles de fans esperan con ansia el desenlace final: ¿quién acabará en el Trono de Hierro? A lo largo de las siete primeras temporadas, la ficción nos ha dejado valiosas lecciones que podemos llevar al terreno empresarial.

1. “Winter is coming”: Hay que estar preparado para cualquier cosa

Nunca debes olvidar que, tal y cómo dice el lema de la casa Stark, “el invierno siempre llega”. Debes estar preparado y tener capacidad de respuesta en el caso de que alguna crisis ocurra. Ten en cuenta que, en cualquier momento, todo lo que conoces puede cambiar a tu alrededor. Debes ser una persona con gran adaptación y precavido, cuanto más preparado estés y más provisiones tengas, mejor resistirá tu empresa esos momentos de cambio. Piensa en cómo acabo el pobre Ned Stark.

2. Conviértete en Daenerys: Planificación y paciencia

La paciencia y la buena planificación son dos puntos claves para el éxito de una empresa. Debes construir un plan: ver las tendencias del mercado, los competidores, qué obstáculos puedes tener, observar tus fortalezas y debilidades… Siguiendo un plan adecuado hay muchas más posibilidades de lograr tu objetivo.
El caso de Daenerys es destacable, desde el primer episodio vemos cómo tiene claro que acabará llegando a Poniente y gobernando en el Trono de Hierro. Al principio no tenía apoyos, ni ejército ni fondos. Poco a poco va adquiriendo todo lo que necesita, y aunque para el sufrimiento de sus fans tarda siete temporadas en reunir todo lo que necesita, lo consigue. Tres dragones incluidos.
Si seguimos la estela de Daenerys Targaryen aprendemos a aprovechar todas las oportunidades que nos vienen, pero debemos ser pacientes y contar con una buena organización. Así conseguiremos alcanzar el objetivo final.

3. Sé como Tyrion: Utiliza tus fortalezas

En todas las empresas hay patrones que se repiten. Uno de los más evidentes: suelen centrar sus esfuerzos en lidiar con sus debilidades en vez de potenciar las fortalezas. A veces, es importante centrarse en los puntos fuertes que tenemos y aprovecharlos, no olvidar los motivos por los que hemos llegado a donde estamos. Esto no significa no mejorar nuestras debilidades, pero sí ser conscientes de todos los recursos de nuestra empresa y aprovecharlos en nuestro beneficio para ganar en ventaja competitiva.
El personaje de Tyrion Lannister nos enseña a centrarnos en nuestros puntos fuertes. Estamos ante un universo donde impera la ley del más fuerte, y en Juego de Tronos, Tyrion es consciente de que él no puede ser el más fuerte, pero sí el más inteligente. Con su don de la oratoria, consigue así adaptarse a las adversidades de forma sorprendente.

4. ¿Lannister y Tyrell? ¿Jon Nieve y Daenerys Targaryen?: La importancia de la alianza

Las alianzas son grandes protagonistas en Juego de Tronos. Desde la primera temporada vemos cómo las uniones entre las casas se suceden en la lucha por gobernar Poniente. A Jon Nieve le faltaba el vidriagón para luchar contra el Rey de la Noche y se unió con Daenerys para conseguirlo. La casa Tyrell quería poder y por eso Margaery Tyrell se casó con Tommen Baratheon.
Es importante tener en cuenta que, en determinados momentos, una alianza con otra empresa o un inversor puede ser clave para el desarrollo de nuestro proyecto, sobre todo cuando nuestro capital es bastante limitado. Estudia e investiga a otras empresas que puedan hacer que tus beneficios aumenten si trabajáis en conjunto.

5. El instinto superviviente de Arya: Innovación y adaptación

Tal y cómo mencionábamos en el primer punto, una empresa debe tener capacidad de reacción. Hay que sobrevivir a entornos que suelen cambiar muy rápido, interpretar este entorno y adaptarnos a él es fundamental para que una empresa funcione. Arya Stark es la personificación de la palabra, consigue adaptarse siempre al entorno, aprovecharse de éste y sobrevivir haciendo aliados.
Además de tener capacidad de adaptación, debemos ser creativos. Dejar la tradición de lado y pensar una estrategia diferente que marque la diferencia con nuestros competidores, como cuando Jon Nieve se alió con los Salvajes y les dejó atravesar el Muro, consiguiendo así con nuevos soldados en sus filas. La creatividad puede ser el punto clave en la decisión del cliente de elegir nuestra empresa u otra.

6. Sé como Khaleesi: Liderazgo

Este último punto puede parecer el menos importante, pero es clave para que nuestra empresa triunfe. Aunque a veces lo dejamos de lado, tener un clima adecuado de trabajo es fundamental para el desarrollo de un proyecto, si participamos en algo que no creemos o que nos incomoda hay altas probabilidades de fracaso. En este término, el liderazgo es esencial: no hay que ser un jefe, hay que ser un líder.
Aunque seamos una figura de responsabilidad en la empresa siempre debemos fomentar el buen clima de trabajo y ser conscientes que nuestros trabajadores son personas. Sin ellas, no somos nada. Fíjate en Cersei Lannister, que consigue el poder mediante el miedo. Por ello, no obtiene respeto de nadie y su reinado siempre se ve en peligro. En el otro extremo, Daenerys Targaryen, siendo Khaleesi, es una líder que lleva a su pueblo a la libertad y sabe apreciar su lealtad.

Tener estrategia, ser creativos o valorar nuestras fortalezas, son solo algunos de los factores que extraemos de Juego de Tronos y que podemos aplicar en nuestra startup. En uno de estos valores puede estar el factor clave para que consigamos nuestro propio Trono de Hierro.