Dos de cada diez emprendedores Minerva son mujeres, ¡y queremos más!

A día de hoy la brecha salarial sigue separando a mujeres y hombres: las españolas cobran un 23% menos que sus congéneres masculinos. Casi todos los datos juegan en contra del género femenino: mayor tasa de paro, mayor número de horas en trabajos no remunerados, menor presencia en cargos directivos y un largo etcétera que se extiende debido a la desigualdad de género aún presente en la sociedad. El nivel de formación, sin embargo, se encuentra bastante igualado, incluso en algunos parámetros juega a favor de la mujer. Entonces, ¿a qué se debe la diferencia en términos laborales y qué podemos hacer para contribuir a que desaparezca?

Entre tanto espectro negativo hay un dato esperanzador que está ayudando a reducir la brecha empresarial: se nota un aumento considerable en el número de mujeres emprendedoras. Y es que el emprendimiento es una salida laboral que se está convirtiendo en el camino más factible para muchos jóvenes creativos con ganas de perseguir sus sueños. En España, el 13,4% de las mujeres emprendedoras esperan contratar a seis o más personas en los próximos cinco años, un dato muy positivo que nos habla sobre un futuro con más mujeres en cargos directivos.

La mujer emprendedora en tecnología crece

Con motivo del Día Internacional de la Mujer en 2018 (8 de marzo), hemos preguntado a nuestros emprendedores qué opinan sobre el asunto.

María Sancho, CMO de OpenTherapi, asegura que “la brecha salarial es reticencia de la cultura que hemos heredado” pero intenta ser positiva y apostar por “el cambio que se producirá de forma paulatina”. Según Alberto López, CTO de Kiwed, “el freno que existe en la sociedad para llegar a la igualdad es la educación, que está estereotipando sectores como la tecnología llenándolo de tintes masculinos”. Algunos estudios sobre emprendimiento aseguran que la mujer tiene más miedo a emprender que el hombre. María Romero, CEO de Güelcom, afirma que “la ley no ampara lo suficiente a la mujer y somos conscientes de que el escenario empresarial no es favorable, aun así cada vez superamos más esos miedos y nos decidimos a emprender”. Todos coinciden en que sigue siendo necesario los reconocimientos a la mujer y las iniciativas que la apoyan.

En Minerva, el porcentaje actual de emprendedoras es del 18%. Es cierto que este porcentaje ha crecido respecto a las últimas convocatorias (solo en la edición 2017 contamos con la mitad de los proyectos liderados o con mujeres presentes en los equipos promotores), pero todavía tenemos un gran camino que recorrer en cuanto al posicionamiento de la mujer emprendedora en tecnología.