El perfil del emprendedor español en 2017: vocacional y recurrente

Un año más ha regresado South Summit a Madrid. El mayor encuentro de emprendedores e innovación en el sur de Europa promete reunir a inversores, corporaciones vinculadas al sector startup, y por supuesto, a cientos de empresas emergentes, especialmente del mundo tecnológico, para crear sinergias y darse a conocer por primera vez ante el público asistente.

Este gran evento de emprendedores está organizado por la entidad Spain Startup, que cada año, en otoño, lanza su radiografía del perfil del emprendedor a nivel nacional, europeo e internacional, un estudio de gran utilidad para conocer cómo ha evolucionado el fenómeno emprendedor llamado Mapa de Emprendimiento Spain Startup 2017.

El perfil del emprendedor por antonomasia sigue siendo hombre (alrededor del 80% a nivel general, frente a un 20% de media que representa a las mujeres), con formación universitaria y trabajadores por cuenta ajena o ya emprendedores, es decir, con experiencia laboral (57% en España) e incluso con experiencia de haber montado su propia empresa (30% en España). Sólo un 1,5% de los emprendedores actuales estaba en situación de desempleo con anterioridad a montar su startup, un dato estupendo para la salud del sector que demuestra que emprender se trata de una decisión vocacional, y no por necesidad.

Casi la mitad de los emprendedores son recurrentes: el emprendedor en serie

Los conocidos como ‘emprendedores en serie’ despuntan. Hasta un 48%, según datos obtenidos de España y Europa, ya han emprendido en alguna ocasión. Una cifra que continúa estable desde el año 2015, según el mismo Mapa de Emprendimiento. Y es que un 61% de los emprendedores protagonistas del estudio admite que siempre ha querido poner en marcha su propia empresa.

De hecho, alrededor del 25% de los emprendedores ha lanzado dos o más startups. Las compañías suelen fundarse por 2 o 3 personas, y 1 de cada 5 fundadores es mujer.

Los datos revelan que el 54% de las empresas creadas por un emprendedor en serie terminan por fracasar, aunque eso no les detiene para lanzarse a una nueva aventura empresariales. Además, la tendencia al fracaso disminuye notablemente a medida que se crean nuevas empresas, probablemente porque la experiencia del fracaso anterior obliga al emprendedor a andar con pies de plomo en la siguiente ocasión. También es un dato significativo que un 29% de los emprendedores españoles termina por vender la startup.

¿Cómo son las startups creadas en 2017?

Un 73% de las startups actuales están en fase seed o early, es decir, en fases tempranas del modelo de negocio; tienen entre 1 y 3 años de vida, cuentan con varios empleados (hasta 10) y se calcula que 3 de cada 7 facturará más de 150.000€ al finalizar el año 2017.

Estos datos revelan mayor madurez de los proyectos lanzados, y que sus promotores aspiran a un crecimiento rápido. De hecho, la realidad supera a las expectativas de facturación en la mayoría de los casos. Se estima que un 13% de las startups en España facturará desde 150.000€ hasta 500.000€ este año.

Los sectores más populares en este 2017 son el fintech, la realidad aumentada y el ámbito del arte y diseño, lo que responde en mayor parte a las demandas actuales del mercado. La orientación de clientes suele ser el B2B (37% en España, 43% en Europa) y suelen desarrollar servicios y aplicaciones.

La proliferación de startups también ha promovido la creación de empleo, y es que un 87% de estas empresas están en búsqueda activa de nuevos miembros para sus equipos: profesionales en desarrollo de software, ventas y marketing son los más buscados. Y es que la mitad de las startups en España cuentan con equipo de entre 2 y 5 personas, y un 20% amplía el equipo a hasta 10 personas. En 2016, un 60% de las startups españolas ya contrataron a personal.

La financiación, el talón de Aquiles de toda startup

Mientras que un 57% de las startups recurren a fondos propios para poner en marcha la empresa y sobrevivir los primeros meses, todo el sector demanda más acceso a financiación privada. En España, solo un 15% de las startups logran obtener fondos privados, y apenas un 2% consigue fondos de una campaña de crowdfunding. El ticket demandado por las startups suele estar entre los 100.000€ y los 500.000€.

En cuanto al modelo de ingresos, sigue triunfando la suscripción de usuarios (21% en España) y el e-commerce (15%).

En resumen, ¿qué busca la startup? Además de inversión, también necesita ganar visibilidad, alcanzar acuerdos estratégicos, y por descontado, cartera de clientes.



0 Compartir
Twittear
Compartir
Compartir
+1